La Charrería, Patrimonio Nacional y su Verdad

mayo 14, 2014 by  
Archivado bajo Charros, Módulo derecha

normalHidalgo Sport.- La charrería, hasta el hartazgo se dice, es herencia ancestral, que nació en el campo, que vestirse de charro “es vestirse de México”, pero lo verdaderamente trascendente es la labor que realiza el Dr. Miguel Ángel Pascual Islas -titular de la FMCh-, para promover que la actividad a caballo sea declarada Patrimonio Cultural en cada estado, porque es deporte, es cultura y en el momento que los gobiernos de cada una de las entidades del país emitan el decreto en favor de los charros, la jerarquía ha de aportar la cuantía moral, ética y de valores con real importancia.
Algunas Legislaturas de entidades que aman y admiten afinidad con la charrería se han pronunciado en favor de la declaratoria, porque argumentan, “es deporte que nace en la campiña mexicana, tiene sus raíces ancestrales firmes en cada rincón de provincia, su riqueza cultural la han esculpido hasta lograr grandeza ejemplar para el mundo, identidad que trasciende y es atractivo para propios y extranjeros que admiran la dualidad, cabalgadura-jinete, en asombrosas suertes charras.
El próximo martes 20 de mayo, la LXII Legislatura de Hidalgo tendrá la lectura de la ponencia que esperan los Diputados, -Antonio Chávez Barraza y Celestino Ábrego Escalante-, tenga adhesión de los diputados en tribuna y de todos los partidos -porque el deporte no tiene color, sólo identidad-, para alcanzar el éxito deseado, con la finalidad de bridar impulso e importancia que el acto reclama, la ocasión lo merece y habrán charros y escaramuzas en el lienzo, apoyándola iniciativa.
“El proyecto es ambicioso, presentarán la documentación pertinente, a fin de realizar este sueño”, manifestó Antonio Chávez Barraza, quien es directivo de Charros de Nopala, Hidalgo; “la iniciativa de decreto, es para que podamos promover la declaratoria de la charrería como Patrimonio Cultural Inmaterial de Hidalgo, además del exhorto para la creación del Museo Charro y de Escaramuzas, merecen especial atención y brindarle relevancia y el lugar que se le debe”, dijo el Diputado Celestino Ábrego Escalante, en apoyo al proyecto que llevan más de tres semanas en madurarlo.
¿CUÁL SERÍA EL OBJETIVO FINAL..?
Contener el reconocimiento oficial del Gobierno Federal en el Decreto otorgado, apuntalar el hecho de cultura y deporte, con la tradición e identidad de nuestras raíces en cada una de las 32 entidades del país, sería una generalidad, que traería como respuesta empatía del público que disfruta ya de esta actividad en todos los lienzos del país y de la afición que “invade los escenarios”, además de ése público ávido de gozar las 10 suertes y faenas charras, de vivir el talento, capacidad y destreza de los jóvenes y grandes hombres de a caballo, es la nobleza del ente mexicano y sus raíces.
Otra repercusión sería grandiosa, pues la charrería alcanzaría el apoyo gubernamental en lo económico, solidez en infraestructura a través del INAH u otras instancias, podría trascender incluso como deporte de representación olímpica -no de competición-, porque es una parte trascendente del pueblo mexicano y obsequiar la destreza, colorido y calidez, sería empatía con el ámbito internacional -mundial para ser exactos-, porque la charrería identifica en cualquier espacio del orbe a la cultura nuestra, su alegría, folclor y cultura como valor inherente del mexicano.
Adicional a todo lo relacionado, sería el atractivo turístico, su repercusión en nuestro ámbito para representar al charro como deportista de alto rendimiento, con carácter, formación y disposición para cumplir los más altos anhelos. La fiesta y colorido -tanto de los trajes charros como de las damas charras y escaramuzas-, el aderezo obvio de ésa cultura bien reconocida a nivel internacional, pero que requiere emanar desde nuestro entorno al exterior y promover el carisma entre el extranjero que tanto sigue la historia nuestra y reconoce estos valores enunciados.
INICIÓ QUERÉTARO Y POCO A POCO SE ADHIEREN
Es que los gobernantes saben de la importancia de la charrería, de lo que trae aparejada la tan resonada declaratoria, de ésa difusión y protección a la herencia de valores de generación en generación; de preservar esta hermosa tradición en aras de que los lienzos del país cada vez tengan más público que disfrute de este arte-deporte. Empezó Querétaro, con el Gobernador José Calzada Rovirosa y suman muchos los que se han adherido a la iniciativa de Patrimonio Cultural Inmaterial y existen más propuestas en vías de consolidarse.
Si al principio referíamos la labor incansable del Presidente de la Federación Mexicana de Charrería -Dr. Miguel Ángel Pascual Islas-, seguramente ha de trascender su administración como la función que dejó el reconocimiento a la entidad deportiva que representó y difundió; el apoyo a cada lienzo, a cada Asociación -tanto en suelo mexicano, como en la Unión Americana-, dejará huella indeleble, pero con firme relación con cada gobernante, sea de Querétaro, Jalisco, Nayarit, Guanajuato, Tabasco, la solicitud está en Veracruz, D.F., San Luis Potosí, Zacatecas, Hidalgo y muchos más.
Ojalá se consolide este proyecto a la brevedad, traería amplios beneficios a la charrería en todos sus rubros, desde las categorías infantiles, juveniles, libres, mayores, charros completos, escaramuzas, escuelas de charrería -como en Jalisco, estado de México, Michoacán- y otros tantos estados que ávidos de tener sangre nueva y la renovación de talentos, brinda apoyos a como pueden, para ampliar el entorno en cada estado y a nivel nacional, engrandecer a la gran familia de a caballo es la encomienda.
El objetivo final, enaltecer a la charrería como tradición e identidad, de raíces ancestrales y muy nuestras; promover la unidad, fraternidad y superación de quienes integran el ámbito charro, porque es una gran familia, donde la mujer es el pilar que forma, orienta y apoya en el desarrollo del charro, la escaramuza; es el vínculo familiar, social y deportivo, es nobleza que busca la superación, el color y brillantez de “su gente”, porque competir, es mostrar grandeza, talento y amalgamar valores, como carácter, disposición y entrega por un equipo, es el espíritu que se proyecta. (A. Gelista G.)
*** El anhelo es atestiguar el reconocimiento el deporte charro en todos los estados, por lo que sería resonante y ejemplar, si en Hidalgo se consolida el Decreto y las demás entidades se suman al proyecto, es válido, viable y congruente con nuestro tiempo, pasión y anhelo de superación de nuestras juventudes, casi todos profesionistas que tienen el gusto y arraigo por la charrería, por eso el grito de ¡viva México..!

Su opinión es importante.

Opina con tu cuenta de Facebook
Opina via Hidalgo Sport