Trágica Muerte de Acróbata; no se Abrió su Paracaídas

marzo 15, 2013 by  
Archivado bajo Informacion General

normalEl Sol de Hidalgo. Abraham Ramírez. Foto: Iván Lozada.- Pachuca, Hidalgo.- Terrible muerte encontró el paracaidista Adrian de la Rosa, luego de precipitarse de una altura de 11 mil pies (unos 3 mil metros aproximadamente), cuando haría un aterrizaje de exhibición en la Escuela Americana de Pachuca, su equipo, denominado paracaídas de salto base, no abrió, estrellándose en la azotea de una vivienda en el fraccionamiento Valle de San Javier.
“Yo lo vi caer; gritaba, manoteaba”, dijo Maribel Garnica, vecina de la unidad habitacional, quien presenció cuando el acróbata caía y se estrellaba contra una casa de tres niveles.
Otra versión, la de Juan Carlos Soberón, propietario de la vivienda, donde cayó el paracaidista, indicó que estaba dispuesto a bañarse cuando escuchó como una explosión; al salir, encontró a su mamá en crisis nerviosa, quien le dijo que en la azotea había un hombre muerto.
EN CAÍDA LIBRE, A PLOMO, A MÁS DE 110 KILOMETROS POR HORA
La víctima, de 35 años, originario del municipio de Tequixquiapan, en el estado de Morelos, no tuvo alguna oportunidad de salvarse, pues en esa caída libre, a plomo, pudo alcanzar hasta una velocidad de 110 kilómetros por hora, según una estimación de expertos.
Los hechos se registraron ayer en la mañana, minutos antes de las 9 de la mañana, y el cadáver del hombre quedó en el techo del domicilio ubicado en la esquina que forman las calles Valle de Santiago 123 y Valle del Torio, en San Javier, segunda sección.
Ahí acabó el cuerpo de Adrian de la Rosa, colgando medio cuerpo hacía la calle, con el paracaídas enredado en su cuerpo y con el cráneo destrozado, tras impactarse con una pared de las habitaciones de la segunda planta de la casa de la familia de Juan Carlos Soberón.
REPORTAN ACCIDENTE DEL ACRÓBATA
El occiso, paracaidista acróbata, y el piloto de la nave, Carlos Toledo, despegaron del aeropuerto Guillermo Villasana a las 8:25 de la mañana, a bordo del ultraligero color blanco con matrícula XBMMH.
El aviador explicó que Adrian de la Rosa saltó a una altura de 11 mil pies, cuando sobrevolaban a la altura del estadio Hidalgo, y que el destino para el aterrizaje del ahora occiso era una cancha deportiva de la Escuela Americana, pero argumentó que el fuerte viento lo empujo hasta el lugar donde cayó.
Fueron 25 minutos después cuando Carlos Toledo aterrizó en el aeropuerto, pero según su declaración, él ya sabía que ocurría algo, pues no vio abrirse el paracaídas de Adrian de la Rosa, por lo que supuso un desenlace fatal.
OCCISO, CONTRATADO POR LA ESCUELA AMERICANA
Ahora se sabe que directivos de la Escuela Americana de Pachuca habían contratado los servicios del acróbata morelense, quien debería aterrizar en los patios del colegio privado, como parte de los festejos deportivos que organizó el plantel, pero ocurrió el lamentable accidente.
ACCIDENTE: RARO EN EL PAÍS Y EL MUNDO
De acuerdo con la versión de Miguel García Conde, director de Protección Civil en Hidalgo, este tipo de accidentes no sólo son raros en México, sino en el mundo, tras referir que sí se registran, pero que es baja su estadística.
Calificó el hecho como algo inusitado en Pachuca, por lo que dijo que habrá que investigar qué tan capacitado estaba Adrian de la Rosa para realizar ese tipo de acrobacias, al tiempo que reveló que Protección Civil de Hidalgo no tenía conocimiento ni aviso de esta actividad, pues de lo contrario se habría preparado el equipo de respuesta o de apoyo necesarios.
No omitió decir que no obstante lo anterior, una caída de ese tipo, a plomo, con la velocidad que alcanzó el cuerpo al caer de esa altura, es mortal por necesidad.
Explicó que además de los permisos necesarios para realizar ese tipo de acrobacias en zonas urbanas, requieren de aspectos específicos y de que quien lo practique sea un experto para aterrizar en un punto de precisión, que también es responsabilidad del propio paracaidista.
Además de revisar los protocolos de seguridad, también habrá que investigar si la nave que se utilizó para el lanzamiento era apta para ese tipo de prácticas, para saber exactamente qué fue lo que ocurrió.
EXTRAOFICIAL
De última hora se conoció que durante las diligencias que realizó el agente del Ministerio Público, radicadas en la averiguación previa 12/SP/321/2013, se encontró en el cuerpo del paracaidista muerto una placa metálica tipo militar con la inscripción INVEXA DE LA ROSA TANDEM MASTER C2255127 ORH+.
También, que el representante social ordenó un dictamen químico (toxicológico y alcoholemia), la declaración de las personas que presenciaron el evento, además de dictámenes de criminalística de campo..
Además de presumirse que el occiso era militar, situación que podría corroborarse en las siguientes horas, se confirmó que la Procuraduría de Justicia de Hidalgo ordenó una investigación para determinar las causas que provocaron el deceso del acróbata.


¡No puedes dejar pasar este Buen Fin sin ver nuestras promociones!

Su opinión es importante.

Opina con tu cuenta de Facebook
Opina via Hidalgo Sport