Desfile de Extranjeros en Cruz Azul, sin Corona

mayo 23, 2012 by  
Archivado bajo Futbol Nacional, Módulo derecha

Hidalgo Sport. Medio Tiempo.- La Directiva de Cruz Azul cifró su esperanza de repetir el título del Invierno 97 en 44 futbolistas extranjeros. Ahora, 29 torneos después ninguno de ellos ha podido ganar la Liga con la escuadra celeste y sólo algunos dejaron valiosos recuerdos individuales, pero inútiles en lo colectivo en busca del campeonato.
Durante el Invierno 97 la dirigencia confió en Juan Reynoso, Héctor Adomaitis, Carlos Netto y Julio César Yegros la responsabilidad de colaborar con el equipo para refrendar su grandeza, y en retribución estos cuatro elementos foráneos ganaron el más reciente título de la Máquina. De eso han pasado ya 14 años y medio.
Fuera de ellos, Guillermo Álvarez Cuevas, presidente de Cruz Azul, junto con los vicepresidentes y directores deportivos este lapso de tiempo han recurrido a argentinos, chilenos, colombianos, uruguayos, ecuatorianos, peruanos, hondureños, paraguayos y brasileños, pero no han podido encontrar la fórmula adecuada para la obtención de la corona en el balompié nacional.
Ahora que Emanuel Villa no renovó su contrato con el club, el delantero se convirtió en esos foráneos que llegaron al equipo y pusieron su granito de arena, que de hecho dejaron huella por su entrega y resultados individuales, pero faltó que el resto de los jugadores hicieran lo mismo para completar la obra en conjunto.
El “Tito” aportó a la institución 54 goles entre Liga y Liguilla, más ocho tantos entre Liga de Campeones de CONCACAF y Copa Libertadores desde el Apertura 2009 hasta el Clausura 2012, para convertirse en uno de los 10 máximos anotadores cementeros de la historia. Incluso, parte de esos números le alcanzaron para convertirse en campeón de goleo en el Apertura 2009.
En situaciones semejantes a la de Villa estuvieron jugadores como César “Chelito” Delgado, quien se incorporó en el Apertura 2003 y se mantuvo durante nueve torneos, con 61 goles y 40 pases para gol que no alcanzaron para ganar una sola copa.
También destacan los casos de Mauro Camoranesi, quien llegó en el Invierno 1998, con 22 goles en su paso como cementero; o el propio Christian “Chaco” Giménez, quien fue contratado para jugar a partir del Bicentenario 2010 y en estos cuatro torneos lleva 25 goles, uno de ellos para romper la racha negativa en duelos ante el América, y 17 pases para gol.
Otro elemento que destacó como refuerzo fue el uruguayo Sebastián “Loco” Abreu, quien conquistó un título de goleo como depredador celeste, pero que igual se quedó corto en cuanto a la exigencia de conquistar un campeonato.
Fuera de ellos, las opciones que han llegado al equipo han pasado con más pena que gloria como el caso de Maximiliano Biancucchi, conocido por ser el primo del astro Lionel Messi, pero lejos del nivel del atacante del Barcelona, ya que en dos torneos sólo anotó tres goles y no resolvió la falta de gol del equipo.
Los directivos incluso llevaron a jugadores que eran auténticos talismanes en otras Ligas, famosos por ganar títulos en cualquier equipo, pero que en la Máquina se fueron con las manos vacías. Tal es el caso del argentino Cristian Gustavo Leiva a quien apodaban “El Campeoncito”, esto debido a que había salido campeón en todos los equipos donde había jugado hasta que llegó a Cruz Azul. El volante estuvo un torneo y no anotó ni un gol.
En casos extremos como en el Apertura 2003, la dirigencia de plano optó por renovar a toda su plantilla de extranjeros. Para ese certamen fueron registrados Daniel “Cata” Díaz, el colombiano Javier Restrepo, los creativos Alex Aguinaga, Marcelo Delgado y el “Chelito”, quienes tampoco rompieron con la sequía celeste.
La más reciente contratación del extranjero fue Maranhao, quien pese a ganarse el cariño de la gente, su aportación fue infructuosa y el cartel con el que llegó ha estado a tono con sus alcances en el equipo cementero.
Hoy cuando está por definirse el nuevo técnico de la Máquina tras la salida de Enrique Meza, los rumores sobre el fichaje de nuevos extranjeros rodean el ambiente del equipo, desde el defensa Diego Colotto hasta Giovanni Moreno del Racing de Avellaneda. Mientras, el tiempo pasa, los foráneos siguen llegando al club y el título se mantiene ausente de las vitrinas celestes, a punto de llegar a los 15 años de lamentos.

Su opinión es importante.

Opina con tu cuenta de Facebook
Opina via Hidalgo Sport